fundacionsociallogo

Fundada en 1911 por el Padre José María Campoamor, sacerdote Jesuita español, la Fundación Social es, desde el punto de vista jurídico, una entidad civil, sin ánimo de lucro, de utilidad común, de carácter fundacional. Nuestra Misión es “Contribuir a superar las causas estructurales de la Pobreza para construir una sociedad más justa, solidaria, productiva y en paz”.

Para intervenir estructuralmente en la sociedad, ha desarrollado, a lo largo de la historia, un modelo de actuación constituido por dos instrumentos: las empresas y los Proyectos Sociales Directos.

Proyectos Sociales Directos

Los Proyectos Sociales Directos, PSD,  trabajan directamente con las comunidades en condiciones de pobreza y con otros actores del territorio en la implementación de estrategias para la inclusión y en proyectos de desarrollo orientados a mejorar la calidad de vida del territorio.

El equipo de los Proyectos Sociales Directos trabaja con las personas en su vida cotidiana para alcanzar resultados concretos que permitan promover el desarrollo y mejorar la calidad de vida del territorio en intervención.

Desde 2001 la intervención de los Proyectos Sociales Directos ha estado orientada a consolidar en los territorios unas Condiciones Básicas de Desarrollo (CBD) que se traducen en los siguientes resultados:

Resultados en condiciones básicas de desarrollo

  1. Comunidad cohesionada que gestiona el plan participativo de desarrollo.
  2. Líderes con conocimiento y habilidades para participar en el desarrollo de su territorio.
  3. Organizaciones comunitarias eficaces, sostenibles, democráticas y transparentes.
  4. Experiencias demostrativas de acción colectiva en convivencia.
  5. Unidades económicas sostenibles y experiencias exitosas de inserción al mercado laboral.

Resultados en calidad de vida

Los Proyectos Sociales Directos, en el marco de la nueva estrategia, considerarán haber cumplido su propósito cuando en los territorios en los que la Fundación Social actúa se generen cambios significativos en la vida de las personas, que tienen en cuenta su entorno y sus propias perspectivas. Estos cambios deben apuntar a lograr en la comunidad 10 resultados:

  1. Comunidad educada con calidad y pertinencia.
  2. Ciudadanos con iniciativa y poder. Participan en la gestión de lo público con sus derechos y deberes (control social).
  3. Comunidad con capacidad para interactuar e incidir en la institucionalidad  y comprometerla con el desarrollo.
  4. Comunidad que reconoce el valor supremo de la vida, y cuenta con herramientas y resuelve conflictos para vivir en convivencia.
  5. Comunidad con identidad, sentido compartido y visión de futuro.
  6. Comunidad que cuida y es responsable con el medio ambiente y las generaciones futuras.
  7. Comunidad con sentido de lo ético en lo personal, comunitario y público.
  8. Comunidad solidaria, que es corresponsable con el desarrollo de los otros.
  9. Comunidad con un sentido de la espiritualidad que entiende su calidad de vida más allá de los logros materiales.